Pesos y contrapesos
Abr 23, 2018
Arturo Damm

Manipular precios: ineficaz

Quien impone precios máximos, por debajo de los precios de mercado, o mínimos, por arriba, no sabe qué es un precio, qué tareas desempeña, ni qué se requiere para que las desempeñe correctamente.

Quien impone precios máximos, por debajo de los precios de mercado, o mínimos, por arriba, no sabe qué es un precio, qué tareas desempeña, ni qué se requiere para que las desempeñe correctamente. Esa ignorancia conduce a políticas económicas equivocadas, que distorsionan los mercados, y perjudican a los agentes económicos.

El precio de mercado es al que los consumidores están dispuestos a comprar toda la cantidad ofrecida, ni más ni menos, por lo que no se genera ni escasez ni sobreoferta, encontrándose el mercado en equilibrio, sin distorsiones.

Un precio máximo, por debajo del precio de mercado, se impone con la intención de beneficiar a los compradores. A ese precio los compradores están dispuestos a comprar una cantidad mayor que la ofrecida, generándose escasez, por lo que la medida no beneficia a todos los compradores sino solo a aquellos que logran comprar en un mercado en el cual la cantidad ofrecida es menor que la demandada.

Además de lo anterior, al precio máximo, fijado por debajo del precio de mercado, los vendedores menos competitivos no recuperan costo de producción, por lo que dejan de producir y ofrecer, agravándose la escasez.

Consecuencias de los precios máximos: no benefician a todos los compradores y perjudican a los vendedores menos competitivos, razones más que suficientes para que no se impongan.

Un precio mínimo, por arriba del precio de mercado, se impone con la intención de beneficiar a los vendedores. A ese precio los compradores están dispuestos a comprar una cantidad menor que la ofrecida, ocasionándose sobreoferta, por lo que la medida no beneficia a todos los vendedores sino solamente a los que consiguen vender en un mercado en el cual la cantidad ofrecida es mayor que la demandada.

Además de lo anterior, al precio mínimo, fijado por arriba del precio de mercado, los compradores menos competitivos no pagan dicho precio, por lo que dejan de demandar, agravándose la sobreoferta.

Resultados de los precios mínimos: no benefician a todos los vendedores y perjudican a los compradores menos competitivos, motivos más que suficientes para que no se apliquen.

Ante la escasez que ocasionan los precios máximos, ¿qué debe hacerse? Eliminarlos, para lo cual el gobierno debe reconocer su error. Si no lo hace entonces debe, o subsidiar a los vendedores que al precio máximo no recuperan su costo de producción, o imponer algún tipo de racionamiento, nada de lo cual es sensato.

Ante la sobreoferta que generan los precios mínimos, ¿qué se debe hacer? Suprimirlos, para lo cual el gobierno debe aceptar su equivocación. Si no lo hace entonces debe, o subsidiar a los compradores que no están dispuestos a comprar al precio mínimo, o comprar él la oferta excedente, nada de lo cual resulta atinado.

La imposición de precios máximos o mínimos resulta ineficaz porque distorsiona los mercados, generando situaciones de escasez o sobreoferta, que perjudican tanto a compradores como a vendedores. Candidato que los proponga (AMLO es buen ejemplo) suma puntos en contra.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Los dos enemigos del pueblo son los criminales y el gobierno. Atemos al segundo con las cadenas de la Constitución para que no se convierta en la versión legalizada del primero.

Thomas Jefferson
Entrar
Encuesta de la semana
Simpatizantes de FRENAAA comenzaron un plantón en la CDMX pidiendo la renuncia de López Obrador. Ricardo Anaya anunció su regreso a la vida pública. Margarita Zavala impugnó la decisión del INE de no darle el registro como partido político a “México Libre”. ¿Qué tipo de oposición se requiere si se desea quitar a Morena la mayoría en el Congreso?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• El gran engaño del mundo
Manuel Suárez Mier
• Suprema Corte y elecciones en EU
Arturo Damm
• Estado de chueco
Asael Polo Hernández
• La necesidad de las quiebras empresariales
Arturo Damm
• Ahorro
Arturo Damm
• Del gasto gubernamental