MIÉRCOLES, 7 DE JUNIO DE 2006
La política del infomercial

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Juan Carlos Leal







“Nuestra democracia se ve denigrada a ser política de medios y más denigrada aún al ser llevada al plano del infomercial.”


El mensaje en cadena nacional del candidato López para hacernos ver a todos los que ganamos poco que nos conviene votar por él y su proyecto económico tuvo sabor de comercialote, al estilo de “usted no pude perder esta oportunidad para ganar 20% más de su salario”. Y además dice que con este incremento la economía crecerá porque aumentará el consumo y con ello la producción y con ello más crecimiento. De tal forma que la política se instaló en el plano del infomercial y como en el caso de estos anuncios de baja producción e información dudosa o incompleta, las dudas fueron las que me asaltaron, ¿dónde está la letra chiquita?

 

Pues parece que la estrategia fue presentar a los medios primero estas condiciones y no de la mano del candidato sino del asesor, para que quede muy claro que si esto no resulta es culpa del asesor y no del candidato. El asesor afirma que no habrá incremento en los salarios, cosa que el candidato dejó entrever con “Mi propuesta significa que desde el inicio de mi gobierno mejores tu ingreso familiar en un 20 por ciento y aumentes tu poder de compra.” Pero no hay nada de eso, se trata de su mismo programa de todo el tiempo empaquetado de otra manera. Al más puro estilo del “fantástico cuchillo Ginsu”, no disponible en las tiendas, que no era más que un cuchillo comprado en la tienda de la esquina y vendido, como si de un articulo mágico se tratase, la genialidad de aquel anuncio era hacer que el cuchillo tuviera otras propiedades, como cortar latas de refresco. Pero el caso del “aumento del 20% del poder de compra” y con ello un crecimiento de la economía no es comprobable ni siquiera con la información disponible hoy, según el INEGI el Distrito Federal crece más lentamente que le resto del país, con todo y el incremento del ingreso disponible articulado por el gobierno de López a través de las “ayudas” a madres solteras y discapacitados o las pensiones a los adultos mayores.

 

Efectivamente esa es la promesa de López, pensión universal, útiles escolares gratuitos, ayudas y reducción de los precios de la energía y los combustibles. Todo por el fabuloso monto de 100 mil millones de pesos, o lo que es lo mismo el 4% del gasto público federal. El dinero vendrá de los 80 mil millones que se obtendrán por concepto de reducción de salarios de la “alta burocracia”, la honestidad en al administración y los contratos limpios. Otros 20 mil millones de pesos serán dejados de percibir por el gobierno al reducirse las tarifas de energía y los precios de las gasolinas. Además de la canalización de nueva inversión a infraestructura, y con ayuda del sector privado, la economía crecerá al ritmo de 5 al 5.5% anual y se generarán de entre 500 mil a 600 mil empleos en un inicio. Y todo barato, barato y no disponible en las tiendas de nuestros adversarios.

 

Pero la letra chiquita agrega, en voz del asesor y/o del candidato, que se ha estimado que el programa de reducciones los precios de la energía y del apoyo a los adultos mayores se reflejará en un aumento al ingreso disponible de 18 millones de familias, con impactos del 23% a las que perciban menos de dos salarios mínimos, 17 por ciento para las familias con ingreso de entre dos y cinco salarios mínimos y de 14% a las familias de entre cinco y seis y medio salarios mínimos.

 

Pero la realidad es que se trata de espejitos, el programa no tiene un alcance real, ni cambia la política económica, hoy tan sólo Oportunidades reparte más de 30 mil millones al año y su impacto no ha sido significativo para la economía nacional, es más el gasto de más de 130 mil millones que realiza el gobierno cada año para superación de la pobreza puede hacer diferencia para algunas de las familias beneficiadas, pero incluso se pone en duda su impacto para las economías locales, es decir este gasto no tiene efecto multiplicador verificable.

 

Sin embargo el infomercial de López agrega en voz en off “Este es tu ingreso actual, que crecerá a este nivel en el programa aumento inmediato al ingreso familiar, bajando tarifas y costos básicos, otorgándote complementos en efectivo a tu ingreso y programas sociales en dinero para ti”.

 

El problema, de nuevo, es que nuestros políticos pueden ofrecer lo que les plazca pues tienen los incentivos para hacerlo, quieren votos y no pueden ser sancionados, no hay reelección. De esta forma nuestra democracia se ve denigrada a ser política de medios y más denigrada aún al ser llevada al plano del infomercial.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus