JUEVES, 13 DE SEPTIEMBRE DE 2018
Menor bienestar

¿Usted participará en la consulta sobre la construcción del nuevo aeropuerto en la ciudad de México?
No



“Si imprimir dinero ayudase a la economía, falsificar moneda debería ser legal.”
Brian Wesbury

Arturo Damm







“La buena noticia: el consumo privado sigue creciendo; la mala: cada vez menos.”


¿Cómo debe medirse el desempeño de una economía? Una posibilidad es analizando su dinamismo y estabilidad, dinamismo que se mide por su crecimiento, que se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios para el consumo final, el Producto Interno Bruto; estabilidad que se mide por el comportamiento de los precios, que se mide por el comportamiento de algún índice, que puede ser el Índice Nacional de Precios al Consumidor.

Otra manera de medir el desempeño de una economía puede ser por el bienestar de las familias, que depende de la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios disponibles: a mayor cantidad, mejor calidad y mayor variedad mayor bienestar, que puede medirse por el comportamiento del consumo privado (CP) que registra el comportamiento del gasto de los hogares en bienes y servicios de consumo, tanto nacionales como importados, sin contar las compras de vivienda y objetos valiosos. ¿Cómo andamos en México en esta materia?

En términos anuales (comparando cada mes con el mismo mes del año anterior) y desestacionalizados (eliminando los efectos calendario y estacionales, lo cual da como resultado una mejor comparación), el crecimiento promedio mensual del CP durante el primer semestre de este año fue 2.5 por ciento (2.8 durante el primer trimestre, 2.1 a lo largo del segundo), resultado que se compara desfavorablemente con los resultados, para el primer semestre, de los dos años anteriores: 4.4 en 2016 y 3.7 en 2017. La buena noticia: el CP sigue creciendo; la mala: cada vez menos.

En términos mensuales (comparando cada mes con el mes anterior) y desestacionalizados, el crecimiento promedio mensual del CP durante el primer semestre de este año fue 0.05 por ciento (0.10 durante el primer trimestre, 0.00 a lo largo del segundo), resultado que se compara desfavorablemente con los resultados, para el primer semestre, de los dos años anteriores: 0.37 en 2016 y 0.05 en 2017. La buena noticia: el CP sigue creciendo; la mala: cada vez menos.

El CP está relacionado con la primera variable que determina el nivel de bienestar de la gente, la cantidad de bienes y servicios disponibles (las otras dos son calidad y variedad), variable cuyo comportamiento se ha deteriorado, creciendo cada vez menos, tendencia que debe revertirse, lo cual dependerá, fundamentalmente, de dos variables: el ingreso de las familias (dinero disponible) y la inflación (poder adquisitivo del dinero disponible). Centro la atención en la inflación.

En el primer semestre de 2016 la inflación fue 0.31 por ciento y el CP creció 4.4 por ciento. Entre enero y junio de 2017 la inflación fue 3.18 y el CP creció 3.7. A lo largo del primer semestre de 2018 la inflación fue 1.12 y el CP creció 2.5. ¿Hasta qué punto la inflación de 2017 y 2018, relativamente elevada, causó el menor crecimiento del CP?


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus