VIERNES, 12 DE OCTUBRE DE 2018
Consumo e inversión

¿Usted participará en la consulta sobre la construcción del nuevo aeropuerto en la ciudad de México?
No



“Si imprimir dinero ayudase a la economía, falsificar moneda debería ser legal.”
Brian Wesbury

Arturo Damm







“El consumo privado y la inversión fija bruta son dos variables que nos permiten analizar, en términos generales, el desempeño de una economía. ¿Cómo vamos?”


El desempeño de una economía debe medirse a nivel de la economía familiar, y a ese nivel la variable más importante es el consumo, medido por la compra de bienes y servicios, excluidas las compras de viviendas u objetos valiosos, lo que se conoce como consumo privado, CP.

En términos anuales (comparando cada mes con el mismo mes del año anterior) y desestacionalizados (eliminando los factores de calendario y estacionales, lo cual permite una mejor comparación), entre enero y julio de este año el CP creció 2.4 por ciento, en promedio mensual. Un año antes, entre enero y julio del 2017, el crecimiento promedio mensual del CP fue 3.7 por ciento. Este año dicho crecimiento resultó menor que el año anterior. La buena noticia: el CP creció. La mala: menos.

En términos mensuales (comparando cada mes con el mes anterior) y desestacionalizados, entre enero y julio de este año el CP creció 0.07 por ciento, en promedio mensual. Entre enero y julio del 2017, un año antes, el crecimiento promedio mensual del CP fue 0.00 por ciento. Para todo efecto práctico este año, en términos mensuales, y en promedio mensual entre enero y julio, el CP no creció.

Si tuviera que elegir una sola variable para analizar el desempeño de una economía esa sería la inversión fija bruta, IFB, que se realiza en instalaciones, maquinaria y equipo, y que proporciona la infraestructura física para la producción, por lo que es una buena muestra del comportamiento de la inversión directa, ID, que produce bienes y servicios, crea empleos y le permite, a quienes obtienen esos puestos de trabajo, generar ingresos.

En términos anuales y desestacionalizados, entre enero y julio de este año, en promedio mensual, la IFB creció 2.9 por ciento. Un año antes, entre enero y julio del 2017, el crecimiento promedio mensual de la IFB fue menos 4.8 por ciento. Este año, en promedio mensual, entre enero y julio, la IFB creció. Buena noticia.

En términos mensuales y desestacionalizados, entre enero y julio de este año la IFB creció, en promedio mensual, 0.26 por ciento. Entre enero y julio del 2017, un año antes, el crecimiento promedio mensual de la IFB fue menos 0.24 por ciento. Este año, entre enero y julio, y en promedio mensual, la IFB creció. Buena noticia.

El CP y la IFB son dos variables que nos permiten analizar, en términos generales, el desempeño de una economía. A lo largo de los siete primeros meses del año, comparando con el mismo periodo del año anterior, el comportamiento de la IFB resultó aceptable (tendencia a la alza), pero el del CP dejó que desear (tendencia a la baja).

Ya veremos si la tendencia al alza de la IFB se mantiene, porque un buen desempeño de la misma, de la cual depende el desempeño de la ID, de la cual depende el empleo y el ingreso, es condición necesaria para un mejor desempeño del CP. Ya veremos.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus