SÁBADO, 10 DE NOVIEMBRE DE 2018
Distingamos

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“El socialismo es moralmente incorrecto, políticamente autoritario y económicamente imposible.”
Enrique Ghersi


Más artículos...
Luis Pazos
• Y el "Principio de no intervención"

Arturo Damm
• Pragmatismo

Ricardo Valenzuela
• El Estado ha iniciado su putrefacción

Arturo Damm
• ¿Desconfianza = desilusión?

Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad

Arturo Damm
• Causa objetiva, razón subjetiva

Víctor Hugo Becerra
• Lula sigue siendo un ladrón


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“No recuerdo un periodo de transición entre dos gobiernos tan poco esperanzador, si no es que francamente amenazador, para la economía, como el que estamos viviendo hoy.”


No recuerdo un periodo de transición entre dos gobiernos tan poco esperanzador, si no es que francamente amenazador, para la economía, como el que estamos viviendo hoy. En menos de dos semanas, cortesía de AMLO y de los legisladores de Morena, la Bolsa Mexicana de Valores registró dos fuertes caídas, la primera el lunes 29 de octubre, del 4.39 por ciento, consecuencia de la cancelación del NAICM en Texcoco; la segunda el jueves 8, del 5.81 por ciento, consecuencia de la intención, expresada por Ricardo Monreal, legisladores de Morena, de eliminar las comisiones que cobran los bancos por los servicios que ofrecen. Al momento de escribir estas líneas (viernes 9 a las 12:30) la bolsa de valores pierde un 2.72 por ciento.

Mucho es lo que debe decirse al respecto, pero lo primero que hay que comentar es el extremismo, y por lo tanto la imprudencia, con la que están actuando AMLO y sus huestes en el Congreso de la Unión.

AMLO ha dicho, una y otra vez, que la construcción del NAICM en Texcoco está plagada de corrupción (y lo escribo en presente porque hasta 30 de noviembre se seguirá construyendo), lo cual, de ser cierto, exige acabar con la corrupción y castigar a los corruptos, no cancelar la construcción y privar a México de un aeropuerto de primer mundo. Siempre resulta bueno distinguir.

Monreal ha dicho que, por resultar muchas y elevadas, hay que eliminar las comisiones que cobran los bancos, es decir, prohibir los precios que cobran por los servicios que ofrecen, lo cual acabaría, de paso, con los servicios que ofrecen, en detrimento de los consumidores. Si se considera que las comisiones son muchas y elevadas, lo que hay que hacer es generar las condiciones (que deben ser condiciones para lograr una mayor competencia entre los bancos) para que sean menos y bajas, no proponer, como lo hizo el legislador morenista, prohibirlas. Va de nuevo: siempre es bueno distinguir.

De lo malo lo menos malo. Una vez conocidas las consecuencias sobre el mercado bursátil de la propuesta de Monreal, el futuro secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, solicitó, en un comunicado, que este tipo de propuestas sean consideradas con cuidado, con el fin de no afectar a los mercados, solicitud que tuvo la intención de tranquilizar a los mercados. El problema es que fue a toro pasado.

De lo malo lo peor. Considerando el efecto que la cancelación de la construcción del NAICM en Texcoco tendrá sobre la disposición de los empresarios para invertir directamente en México, es increíble que AMLO no haya rectificado, no para calmar a los mercados, sino para restaurar (¿sería posible?) la confianza de los empresarios, que es uno de los principales activos, si no es que el principal, con los que puede contar una economía.

Por último. Monreal ha dicho que no consultó con Urzúa su ocurrencia. ¿Grave? No, ¡gravísimo!

• Transición 2018

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus