MARTES, 11 DE JUNIO DE 2019
A tomar en cuenta

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Qué pasaría si los gobiernos de los estados libres y soberanos que integran la República Mexicana comenzaran a imponer lastres y obstáculos al libre tránsito de los mexicanos por el país?”


¿Qué origina, no la migración, sino los problemas migratorios?

Consideremos el caso de le República Mexicana, integrada por 32 entidades federativas, entre las cuales hay migración, pero no problemas migratorios. ¿Por qué, habiendo lo primero, no hay lo segundo?

Una de las principales razones es que en la República Mexicana se permite el libre tránsito de personas entre estados, sin necesidad de pasaportes, visas y demás parafernalia restrictiva de la libertad, tal y como se señala en el artículo 11 constitucional, en el cual leemos que “toda persona tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de su residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes”, y que “el ejercicio de este derecho estará subordinado a las facultades de la autoridad judicial, en los casos de responsabilidad criminal o civil, y a las de la autoridad administrativa, por lo que toca a las limitaciones que impongan las Leyes sobre emigración, inmigración y salubridad general de la República, o sobre extranjeros perniciosos residentes en el país”.

En México, salvo que exista alguna responsabilidad criminal, civil o administrativa, o se trate de extranjeros perniciosos, se reconoce plenamente, define puntualmente y garantiza jurídicamente el derecho a la libertad de tránsito, y por lo tanto a la migración de un estado a otro, sin ningún requisito impuesto por ninguno de los gobiernos de las 32 entidades federativas, que son estados libres y soberanos. Lo anterior hace posible la migración intranacional sin ocasionar problemas migratorios, de los cuales el primero sería transitar de un estado a otro sin haber cumplido con los requisitos impuestos por los gobiernos estatales, requisitos que, dado el artículo 11 constitucional, no existen.

Hoy, a nivel internacional, hay dos tipos de migración: la legal, que cumple con todos los requisitos impuestos por los gobiernos, y la ilegal que no cumple con tales disposiciones. ¿Cuál es el origen de esta última? No la migración sino el incumplimiento de los requisitos, de tal manera que, si se eliminan los requisitos, no se termina con la migración, pero sí con la ilegalidad.

¿Qué pasaría si los gobiernos de los estados libres y soberanos que integran la República Mexicana comenzaran a imponer lastres y obstáculos al libre tránsito de los mexicanos por el país? No tardaría en aparecer la migración ilegal.

Siguiendo la misma lógica, ¿qué pasaría si los gobiernos de los países eliminaran las restricciones (pasaportes, visas, cuotas de inmigrantes, etc.), al libre tránsito de personas entre países? No se eliminaría la migración, pero sí la migración ilegal, cuya causa no es la migración sino las prohibiciones y limitaciones impuestas por los gobiernos.

• Migración

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus