Pesos y contrapesos
Nov 27, 2019
Arturo Damm

El gobierno y la economía (III)

La economía de mercado, en el sentido literal del término, permite superar las limitaciones de la autarquía, permite producir y ofrecer infinitamente más, condición necesaria para poder elevar el bienestar de la gente.

¿De qué manara debe participar el gobierno en la economía? Reconociendo plenamente, definiendo puntualmente y garantizando jurídicamente los derechos de los agentes económicos, haciendo valer el Estado de Derecho en el ámbito de la economía, mismo que defino como el gobierno de las leyes justas, siendo tales la que reconocen plenamente, definen puntualmente y garantizan jurídicamente los derechos de las personas, que en este caso son los agentes económicos: productores, oferentes y vendedores; demandantes, compradores y consumidores. Allí donde el gobierno lo hace tenemos economía de mercado en el sentido institucional del término.

Son de mercado, en el sentido literal del término, las economías en las cuales el intercambio es la actividad económica central, de tal manera que se produce para vender y se compra para consumir. El fundamento de tal economía es la división del trabajo, condición para el intercambio.

El problema económico de fondo es la escasez (no todo alcanza para todos, menos en las cantidades que cada uno quisiera, y mucho menos gratis), y una de las condiciones necesarias para minimizarlo es que se produzca y ofrezca lo más posible, a lo cual ayuda la división del trabajo, que nos permite superar las limitaciones de la autarquía, de la autosuficiencia. Y allí donde hay división del trabajo debe haber intercambio, y allí donde hay intercambio hay, por lo menos en el sentido literal del término, economía de mercado.

La economía de mercado, en el sentido literal del término, permite superar las limitaciones de la autarquía, permite producir y ofrecer infinitamente más, condición necesaria para poder elevar el bienestar de la gente. La economía de mercado, en el sentido literal del término, potencia la actividad económica del ser humano.

Pero la economía de mercado, además de en el sentido literal del término, debe serlo en el institucional, siendo tales aquella economías de mercado en las cuales los derechos de los agentes económicos, tanto los naturales (a la libertad para producir y consumir, y a la propiedad sobre los medios de producción y los ingreso), como los contractuales (del comprador a recibir la mercancía comprada y del vendedor a recibir el pago por la mercancía vendida), están plenamente reconocidos, puntualmente definidos y jurídicamente garantizados.

La economía de mercado, en el sentido literal del término, potencia la actividad económica del ser humano. La economía de mercado, en el sentido institucional del término, potencia la economía de mercado en el sentido literal del término. Conclusión: La economía de mercado, en el sentido institucional del término, potencia la actividad económica del ser humano.

¿Quién es responsable por la economía de mercado en el sentido institucional del término? El gobierno.

Continuará.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
Termina la era “TLCAN” y comienza la era “T-MEC”. ¿Considera que será suficiente para remolcar a la economía mexicana y hacerla crecer a pesar de que los motores internos están apagados (consumo, inversión, inversión gubernamental)?
Artículos recientes...