MIÉRCOLES, 19 DE FEBRERO DE 2020
Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Asuntos Capitales
• Inversión Fija Bruta

Santos Mercado
• Después de la pandemia, a resolver la crisis económica

Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos

Arturo Damm
• Domingo, día clave

Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Valenzuela







“Obama culpa de los problemas económicos a la filosofía que le dio vida a EU. AMLO hace lo mismo con el Neoliberalismo. Pero ¿cuál elemento fue el verdadero culposo?”


“Mientras más libertad tenga la gente, más cárceles debo construir”. Hugo Chávez

Ante el panorama de un México bajo la tétrica presidencia de AMLO, deberíamos llevar a cabo una analogía entre nuestro presidente y el expresidente Obama para tener una pista más clara de hacia dónde se dirige nuestro país. Barack Obama es un hombre tan carismático que, en sus 8 años como presidente, cubrió de bruma la visión de la gente para ocultar su ideología marxista con la que arropó al país. El discurso que pronunció hace unos días es un documento único. Como AMLO, agresivamente exigía mas gobierno, más controles, más impuestos, más colectivismo con llamados escalofriantes:

“Hay gentes que durante décadas han afirmado; debemos responder a los retos económicos con más de lo mismo. El mercado libre se encargará de todo. Si reducimos impuestos y regulaciones la economía se fortalecerá y crecerá agresivamente. Habrá ganadores y perdedores. Pero si a los ganadores les va bien, eventualmente los empleos y la prosperidad les llegará a todos. Pero aun si la prosperidad no les llega, es el precio de la libertad”. AMLO hace llamados tan similares que asustan.

Continuaba Obama. “Parece una teoría simple. Es un mensaje directo a nuestro individualismo y a nuestro escepticismo de gobiernos corpulentos. Es algo que mora en el DNA de los EU. Pero hay un problema. Nunca ha funcionado. No funcionó cuando se intentó en la década anterior a la Gran Depresión. No es lo que produjo los booms de la postguerra, tampoco funcionó cuando se aplicó en décadas pasadas. Hay que entenderlo, no es que no se haya intentado. Pero existe un grupo que por décadas ha sostenido que el mercado se encargará de todo. Es un grupo de radicales del capitalismo estilo Ayn Rand”. AMLO recita lo mismo del neoliberalismo.

Les respondo. Lo único que el gobierno no soluciona son los actos anti-mercado: actos para iniciar fuerza física. Para eso lo necesitamos: Para proteger nuestros derechos individuales contratacando a sus agresores. Esos capitalistas quieren un gobierno solo para proteger esos derechos—a la vida, la libertad, la propiedad y a la búsqueda de la felicidad. Pero el gobierno, en lugar de protegerlos, se ha convertido en su principal atacante.

Con su filosofía marxista, al igual que AMLO, Obama quiere convencer que la causa de todos los males sociales es el capitalismo, AMLO le cuelga la culpa al neoliberalismo.

Yo pregunto ¿Los capitalistas han estado al timón de México estos últimos años? ¿Los capitalistas han estado al timón de México durante los últimos cien años? Porque hace casi un siglo que esa medida anticapitalista inició operaciones; el Banco de México en sociedad con el FED de EU. En estos casi cien años el gobierno, no el mercado, ha controlado el dinero, el sistema bancario y la economía. ¿Cómo ha funcionado? ¿Cómo se han comportado los valores del peso y del dólar? ¿Cómo se habían comportado en los cien años anteriores al del gobierno controlador? ¿Han ganado algún valor?  

El capitalismo Laissez-Faire, con el que México coqueteó en el siglo 19, murió con la revolución y la constitución de 1917. La primera agresión criminal del gobierno en contra del libre mercado. Los miembros de la derecha también andan perdidos. Un panista nunca diría “el mercado se encargará de todo”, él diría, “en algunas ocasiones el mercado se encargará de ciertas cosas y para otras, necesitamos un gobierno regulador y vigilante del bienestar social”. Están en contra de los mercados libres e individualismo no solo cuando están de acuerdo con la izquierda al validar la existencia de leyes anti-mercado, al demandar subsidios, la red social de protección, educación pública, agencias reguladoras, servicios de salud, seguro social, obras públicas, regulaciones bancarias, el dinero Fiat, empresas estatales.

Obama culpa de los problemas económicos a la filosofía que le dio vida a EU pero que se abandonó hace cien años. AMLO hace lo mismo con el Neoliberalismo. Pero el verdadero capitalismo en EU dejó de existir hace muchos años y en México nunca ha existido. Ambos, en su ignorancia, culpan algo que no existe.

Afirma Obama que los tibios republicanos como Bush II reinstalaron el capitalismo Laissez-Faire. Lo mismo hace AMLO con el Neoliberalismo y lo hacen identificando uno o dos de sus intentos mediocres olvidando que, en ambos países, el gasto del gobierno explotaba más rápido que en la era de Clinton y en México que en la era del desarrollo estabilizador. Pero miles y miles de regulaciones fueron luego agregadas. La verdadera filosofía de individualismo y políticas Laissez-Faire se hubieran manifestado estableciendo el nivel del gasto gubernamental a un 10% del presente. Significaría también el fin de todas las agencias reguladoras que han paralizado a los dos países.   

Alguien podría pensar, cómo es posible cuestionar piezas como el Seguro Social, escuelas públicas, los subsidios a la agricultura, etc. Pero estos programas anticapitalistas han existido ya durante un siglo. Obama trata de convencer que la era progresista, el New Deal, y AMLO el nacionalismo revolucionario, fueron cancelados y, por eso, se adjudican el derecho de culpar al capitalismo de todos los males del mundo mientras que ambas estructuras siguen vivas y creciendo. Hace cien años el gobierno mexicano consumía menos del 10% del PIB, hoy día consume el 50%.

La pregunta debería ser. En esta venenosa mezcla de controles gubernamentales y los humeantes remanentes del verdadero capitalismo ya fallecido y en México asesinado ¿Cuál elemento fue el verdadero culposo? Si respondemos esa pregunta develaremos el secreto; “la diferencia entre capitalismo y los controles draconianos del gobierno”.

Capitalismo es libertad. Gobierno es fuerza. Obama y ALMO afirman que la libertad produce pobreza y la fuerza produce riqueza. Su mensaje es; “tratamos dejándolos libres para manejar sus vidas y no lo supieron hacer. Ustedes solos no pueden y deben someterse para que el gobierno expropiando produzca prosperidad, ustedes tienen que trabajar bajo nuestra dirección—y si no lo aceptan, las penas van a ser severas. Ustedes no merecen ser libres”. Irónicamente, es lo que afirmaban los dueños de esclavos antes de la guerra civil.

Es claro que la culpa debe recaer en la condición existente en el último siglo —control y expropiación de riqueza de parte del gobierno— no la condición que terminó en EU al inicio del siglo 20 y en México nunca ha existido. Entonces ¿Cuál es el camino hacia la prosperidad? ¿Libertad o fuerza? Pero entendamos que la fuerza es usada para impedir que la gente actúe libremente basada en su conducta, su lógica, su juicio racional, y debe ser forzada por el gobierno para actuar bajo su dictado sin cuestionar.

El capitalismo y el neoliberalismo que Obama y AMLO afirman operaba antes que ellos aparecieran es lo que la moralidad demanda. Ningún hombre tiene derecho de iniciar fuerza física contra otro, tampoco obligarlo para consentir un acuerdo con la amenaza de fuerza—porque automáticamente es expropiarlo del dominio del derecho, de la moralidad y del intelecto. Obama y AMLO lucharon y luchan para expropiarnos ese derecho y continuar caminando por la ruta de la servidumbre. La diferencia es que Obama se apoyaba con una red de corrupción que está a punto de darse a conocer, y AMLO, como el país está jodido, se dedica a extorsionar a empresarios estatistas.

• Liberalismo • Socialismo • Totalitarismo • Intervencionismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus