JUEVES, 12 DE OCTUBRE DE 2017
El punto sobre la i
¿Usted considera que la propuesta de otorgar una renta de 10 mil pesos al año a cada ciudadano es una buena idea para erradicar la pobreza?
No
No sé

Arturo Damm








“El capitalismo venció, pero no convenció.”
John Manuel Silva

La caída del Muro de Berlín (1989), y la desintegración de la Unión Soviética (1990- 1991), fueron interpretadas como el triunfo de la democracia liberal sobre el totalitarismo comunista, lo cual, en su vertiente económica, se interpretó como el triunfo del capitalismo sobre la economía centralmente planificada. Es más, la condición de posibilidad del triunfo de la democracia liberal sobre el totalitarismo comunista fue el triunfo del capitalismo sobre la economía centralmente planificada, y ello por una sencilla razón: el primero es más eficaz que la segunda para elevar el bienestar de la gente, que depende de la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios con los que cuenta, siendo el capitalismo capaz de producir más, mejores y más variados bienes y servicios que la economía centralmente planificada. El capitalismo le ganó la partida a la economía centralmente planificada porque resultó, en lo referente a la producción de bienes y servicios, a la reducción de la escasez, al aumento en el bienestar, más eficaz.

El capitalismo, como dice Silva, venció. Sin embargo no convenció, y esa falta de convencimiento es la que explica hoy la persistencia de proyectos anticapitalistas, propuestos desde las trincheras del marxismo, el socialismo, el mercantilismo, el keynesianismo, etc. ¿Por qué, pese a que venció por amplio margen, el capitalismo no ha convencido?

Sin duda que la pregunta tiene más de una respuesta, y entre ellas se encuentra la siguiente: porque, más allá de su eficacia, no se le ha reconocido, o no se la ha querido reconocer, su justicia. El capitalismo es económicamente eficaz y éticamente justo. Justo y eficaz, y eficaz por justo.

La justicia consiste en respetar los derechos de la persona, entre los que se encuentran el derecho a la libertad individual y el derecho a la propiedad privada. El capitalismo supone un arreglo institucional en el que se reconocen plenamente, definen puntualmente y garantizan jurídicamente la libertad individual para producir, ofrecer y vender, para demandar, comprar y consumir, así como la propiedad privada sobre los ingresos, los bienes y servicios, y los medios de producción. El capitalismo es el sistema económico en el cual los derechos de los agentes económicos a la libertad individual y a la propiedad privada están plenamente reconocidos, puntualmente definidos y jurídicamente garantizados, tanto por el lado de la producción, oferta y venta, como por el de la demanda, compra y consumo.

Es la justicia inherente al capitalismo lo que lo hace económicamente eficaz, más capaz que la economía centralmente planificada para producir, de mejor manera, más y mejores bienes y servicios, lo cual se logra por medio del laissez faire (dejar hacer: libertad individual) y del laissez avoir (dejar poseer: propiedad privada), siendo lo segundo (poseer) el mejor incentivo para lo primero (hacer). Como dice Othmar K. Amagi: “Hacemos para poseer, y en la medida en la que se respeta lo segundo se incentiva lo primero”.

Tal vez el capitalismo venció, sin convencer, porque no se conoce (ignorancia), y si se conoce no se reconoce (mala fe), su dimensión ética, la que tiene que ver con la justicia, con el respeto a los derechos de los agentes económicos, y tal vez por eso el capitalismo sigue siendo, como lo calificó Ayn Rand hace ya muchos años, el ideal desconocido, sobre todo si por capitalismo entendemos, como por lo general se entiende, economía de mercado, sobre todo en el sentido institucional del término, basada en la libertad individual, la propiedad privada y la responsabilidad personal, los tres pilares del liberalismo, cuya manifestación económica es la economía de mercado, lo que (de manera inexacta) se conoce como capitalismo.

Por ello, pongamos el punto sobre la i.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus