LUNES, 23 DE OCTUBRE DE 2017
El punto sobre la i
¿Usted está de acuerdo en que se eliminen las comisiones bancarias?
No
No sé

Arturo Damm





“El verdadero patriotismo apoya el libre comercio porque los productores extranjeros son aliados de los consumidores nacionales.”
Gary Galles

Posibilidades:

1.- El verdadero patriotismo apoya el libre comercio porque los productores extranjeros son aliados de los consumidores nacionales.
2.- El verdadero patriotismo apoya el proteccionismo porque los productores extranjeros son rivales de los productores nacionales.
3.- El verdadero patriotismo apoya el libre comercio porque los consumidores extranjeros son aliados de los productores nacionales.
4.- El verdadero patriotismo apoya el proteccionismo porque los consumidores extranjeros son rivales de los consumidores nacionales.

¿Cuál es la correcta? Para responder hay que tener claro cuatro cosas. Primera: la actividad económica terminal, la que le da sentido a todas las demás, es el consumo, por lo que, todo lo que haga posible un mayor y/o mejor consumo, sin olvidar que todos somos consumidores, debe apoyarse. Segunda: si la actividad económica terminal es el consumo, todas las otras actividades económicas, comenzando por la producción, deben realizarse en función de aquél, y no al revés, colocando al consumo en función de la producción. Tercera: el libre comercio supone normas jurídicas que permiten que sean los consumidores, y solamente los consumidores, comprando o no, quienes determinen la composición (el qué) y el monto (el cuánto) de las importaciones, sin ninguna intervención del gobierno. Cuarta: en materia de libre comercio, término que se refiere al comercio entre personas de distinta nacionalidad, hay dos grupos claramente diferenciados, cuyas partes se complementan: los consumidores nacionales y los productores extranjeros, por un lado, y los productores nacionales y los consumidores extranjeros, por el otro.

Tomando en cuenta todo lo anterior, ¿cuál de las cuatro posibilidades es la correcta? La que dé como resultado, para los ciudadanos de un determinado país, la posibilidad de un mayor y/o mejor consumo, y la que incentive a los productores de ese mismo país a ofrecer lo que producen con la trilogía de la competitividad: menores precios, mayor calidad, mejor servicio. En este sentido son correctas las posibilidades uno y tres, favorables al libre comercio.

Consideremos al país A, cuyos habitantes comercian con los habitantes del país B. Si el gobierno del país A no prohíbe las importaciones provenientes de B, permite que los productores de B sirvan a los consumidores de A. Si el gobierno del país B no prohíbe las importaciones provenientes de A, permite que los productores de A sirvan a los consumidores de B. ¿Qué tenemos? Libre comercio bilateral, en A y en B.

Supongamos que el gobierno del país A no prohíbe las importaciones provenientes del país B, permitiendo que los productores y exportadores de B sirvan a los consumidores de A, pero que el gobierno de B sí prohíbe las importaciones provenientes de A, impidiendo que los productores de A sirvan a los consumidores de B. ¿Qué tenemos? Libre comercio unilateral, solo en A.

Si el gobierno del país B prohíbe las importaciones provenientes del país A, el gobierno de A, en reciprocidad, ¿debe prohibir las importaciones provenientes de B? No, ya que ello perjudicaría a sus ciudadanos, reduciendo la cantidad, calidad y variedad de bienes a su disposición, lo cual, como lo señala Galles, resulta antipatriótico, antipatriotismo propio de los proteccionistas, que todavía abundan.

Por ello, pongamos el punto sobre la i.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus