DOMINGO, 7 DE ENERO DE 2018
El punto sobre la i
¿Usted está de acuerdo en que se eliminen las comisiones bancarias?
No
No sé

Arturo Damm





“Piensa en todo lo que te parece mal. Piensa en qué soluciones quieres. Si la mayoría empieza con "El Estado debería...", ¡tú eres el problema!”
Víctor H. Becerra

¿En qué momento el gobierno pasó de ser gobierno, y realizar las tareas propias de un gobierno, a ser desde ángel de la guarda, y como tal preservarnos de todos los males, incluidos los que podemos hacernos a nosotros mismos (mismos que ningún gobierno debería prohibir y mucho menos castigar), hasta hada madrina, y como tal concedernos todos los bienes, incluidos los que cada uno debería conseguir por sí mismo (que, dicho sea de paso, son la mayoría, comenzando por los básicos: alimentos, atención médica, vivienda, educación, ropa y calzado, transporte, etc.)?

Tareas propias de un gobierno, ¿cuáles son? ¿Todas las que un gobierno pueda llevar a cabo o, por lo menos, intente realizar? Si así fuera entonces cualquier tarea realizada o intentada por cualquier gobierno sería una tarea propia de todo gobierno, y tendríamos al gobierno, tal y como lo tenemos, metido hasta la cocina.

¿Cuáles son las tareas propias del gobierno? ¿Existe una manera objetiva de responder la pregunta? Sí, pero por la vía negativa: el gobierno no debe hacer nada que un ciudadano no deba hacer. Ejemplo: ningún ciudadano debe obligar a otro ciudadano a ayudarle, por lo tanto el gobierno no debe obligar a ningún ciudadano a ayudar a otro, ayuda a la que obliga indirectamente el Estado Benefactor y su principal agente, el gobierno redistribuidor del ingreso, que le quita a X, lo que es de X, para darle a Y, lo que no es de Y, proporcionándole a este una ayuda indebida. Si Y no debe obligar a que X lo ayude, entonces el gobierno tampoco debe obligar a X a ayudar a Y, lo cual descalifica al Estado Benefactor y al gobierno redistribuidor. La ayuda de X a Y debe ser voluntaria, nunca obligada, ni por Y, ni por el gobierno: lo criticable es lo que se hace (obligar a ayudar) no quien lo hace (Y o el gobierno).

¿En qué momento el gobierno pasó de ser gobierno, y realizar sus tareas propias, a ser desde ángel de la guarda hasta hada madrina, encargado de preservarnos de todos los males y de concedernos todos los bienes? ¿En qué momento creímos los ciudadanos que es responsabilidad del gobierno concedernos todos los bienes y preservarnos de todos los males? ¿En qué momento creímos que es capaz de hacerlo? Y lo más importante, ¿a qué ha llevado esa creencia, con gobiernos más que dispuestos a actuar, no solo como gobiernos, sino principalmente como ángeles de la guarda y hadas madrinas? A lo que ha llevado es a la conculcación, no tanto de las libertades de los ciudadanos (que sin duda alguna se han visto conculcadas por los gobiernos ángel de la guarda y hada madrina), pero sí de sus responsabilidades (que frente a los gobiernos hadas madrinas y ángeles de la guarda se ven seriamente limitadas).

Como lo señala Michael Cloud: “El gobierno no crece por incautar nuestras libertades, sino por asumir nuestras responsabilidades”. Parafraseándolo: el gobierno se hipertrofia, no por incautar nuestras libertades (que al final de cuentas acaba incautando), sino por asumir nuestras responsabilidades. ¿Cuánta de la culpa la tenemos los ciudadanos, al pensar, como lo señala Becerra, que, si hay un problema, independientemente de cuál sea, el gobierno debe solucionarlo?

Los gobiernos ángel de la guarda y hada madrina, esos que deben solucionar cualquier problema, contribuyen a la deformación de los ciudadanos en personas irresponsables, pedigüeñas, sumisas, expoliadas, usurpadas, dependientes, gorronas, insensatas, etc., etc., etc., como lo son hoy la mayoría de ellas, con la colaboración de la mayoría de ellas.

Por ello, pongamos el punto sobre la i.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus