LUNES, 9 DE ABRIL DE 2007
Entendiendo el terrorismo

¿Usted cree que con la reciente disminución de la tasa objetivo del banco central se incrementará el crecimiento económico en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Destierro a los expertos

Arturo Damm
• Impuestos, la justificación moral

Luis Pazos
• Presupuesto 2020, ¿realista?

Arturo Damm
• El presupuesto y el crecimiento

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos y Socialistas (I)

Arturo Damm
• Los dos problemas

Víctor Hugo Becerra
• Los nuevos enemigos de la Libertad


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

B. Sanchinelli y D. Martínez







“Si la pobreza y la marginación son el caldo de cultivo del terrorismo, entonces, la causa del terrorismo es, la inexistencia de instituciones de mercado que terminen con la marginación y la pobreza”


Nos parece una gran torpeza declarar la guerra al terrorismo. Creo que los terroristas de Al Qaeda y otros pueden ser derrotados, capturados o matados, mas como metodología, el terrorismo nunca podrá ser erradicado como tampoco lo será la corrupción o la prostitución. Podremos encarcelar a todas las rameras de un país, sería una hazaña sin precedentes y al margen de la legalidad de esta iniciativa, estoy seguro que tras la gigantesca redada, estaremos lejos de derrotar al meretricio.

 

La razón por la cual no se podrá acabar con el terrorismo, es por los grandes dividendos que siguen logrando quienes lo utilizan. Ahora mismo, nos queda claro que si no es un hiper ataque, no logra llamar la atención. Los bombazos en Israel, que matan a docenas, han pasado al segundo plano de la noticia. Nuestra capacidad de indignarnos, se ha ido apagando. Es una pena y allí radica mi principal temor, ¿Ocurrirá que al tiempo también nos llegue el adormecimiento cuando sepamos de la matanza de millares por bombas terroristas? Guernica fue monstruoso, lo único que quedó en claro es que luego de allí el bombardeo aéreo contra las poblaciones civiles se fue imponiendo. La guerra civil española fue un gran ensayo de algo más grande, la Segunda Guerra Mundial. ETA ha matado a 800 personas en 30 años. Al Qaeda, en Madrid, en un solo día, estuvo a punto de sobre pasarle.

 

Nos preocupa qué vendrá después de Bin Laden. La tecnología ha llegado a tal punto que las Armas de Destrucción Masiva están al alcance de todos. El FBI capturó a un científico norteamericano quien sería el creador del ántrax que tanto pánico causó. Lo cierto es que la variedad de la bacteria utilizada en los ataques del tipo “Ames” sólo era fabricada en Estados Unidos y así su pista fue seguida. Entonces, luego de Osama Bin Laden nos sobrevendrán nuevos desquiciados con nuevas causas o antiguas excusas o sin ninguna doctrina ni intención política para liberar sus frustraciones. Racismo, nacionalismo, separatismo, que sé yo. Todos podrán con el debido talento criminal llevar adelante guerras de destrucción masiva. Cualquier país pobre con una infraestructura farmacéutica o agroindustrial mediana puede hacer la reconversión a muy bajo costo y producir armas químicas y biológicas a gran escala.

 

Un modesto país africano podría montar una guerra vía Internet y generar multimillonarias pérdidas globales en la banca y finanzas. “My doom” ha causado 26.000 millones de dólares en perdidas. “Sobig” generó descalabros por 37.100 millones de dólares. Un genio filipino, Reomel Ramones y su novia, presuntos creadores del virus informático “Iloveyou” quedaron en libertad por falta de pruebas.

 

Un mundo polarizado, con diferencias tan abismales como las que puede haber entre un etiope y un suizo, es inmanejable. Si ya tenemos locos desorganizados no esperemos a que se organicen. El esquema actual de tanta riqueza y extrema pobreza son un caldo de cultivo peligrosísimo para el odio. Ojo, entonces, con esta realidad, si la pobreza y la marginación son el caldo de cultivo del terrorismo, entonces, la causa del terrorismo es, la inexistencia de instituciones de mercado que terminen con la marginación y la pobreza.

 

La democracia actual se nos ha dicho, es la mejor de todas las opciones de gobierno. Mentira, otra mentira, debe mejorarse e innovarse con urgencia y sobre todo, ser sustentada en el crecimiento económico.  Democracias infuncionales con sistemas mercantilistas, y regimenes teocráticos con economías planificadas son los nuevos actores de esta orden internacional. La fobia terrorista lamentablemente, hará difícil mantener vivo el espíritu de un gobierno limitado. Será interesante la reacción que se tenga cuando el terrorismo alcance a Europa y América Latina.

• Terrorismo • Pobreza y desigualdad

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus