LUNES, 24 DE DICIEMBRE DE 2007
Hilaria, Alejo y la Navidad

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena

Santos Mercado
• La salud en manos de la burocracia política

Asael Polo Hernández
• AMLO pisotea a micro y pequeños empresarios: principales empleadores

Arturo Damm
• Son las empresas

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (I)

Arturo Damm
• Empobrecimiento


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Medina







“Ya se sabe que los políticos en todo el mundo tienden a decir tonterías de grueso calibre. Hasta la Navidad ha sido manoseada por estos predicadores melodramáticos.”


Hillary ClintonHilaria– dijo que la Navidad celebra el nacimiento de un niño sin techo (the birth of a homeless child), lo que, en la óptica de la senadora que quiere ser Presidenta, es una excelente muestra de que sus propuestas de mayor gasto gubernamental para la seguridad social no sólo son geniales sino un mandato divino. Por supuesto, si los necesitados son inmigrantes ilegales Hilaria olvida su analogía navideña: los inmigrantes indocumentados -dice- no deben ser atendidos por la seguridad social, sino deportados y punto.

 

En realidad Hilaria es una ignorante. Como ha recordado el periodista canadiense Mark  Steyn –el 17 de diciembre en The Sun” de Nueva York-  en su artículo “By the Numbers, el niño Jesús no era en absoluto un “homeless”, sus padres tenían una vivienda en orden en Nazaret y si Jesús tuvo que nacer en Belén fue por las ocurrencias estúpidas de los políticos: La burocracia romana, en un alarde de necedad similar a cientos que padecemos a diario, obligó por esos días a todo mundo en Judea a trasladarse a su lugar de origen ¡para realizar un censo! No, Hilaria, el niño Jesús no era un “homeless”, sino una víctima más de la arrogancia de personas como tú: políticos ansiosos de ordenar la vida de los demás.

 

Hilaria no está sola en esto de contarnos falsos cuentos de Navidad. Al Gore –Alejo- fue más lejos; para él la Navidad es la historia de una mujer sin hogar que dio a luz a un niño sin hogar (“a homeless woman gave birth to a homeless child), con lo cual añade el elemento feminista –o de género como dicen los que no saben hablar español- al discurso lacrimoso. Tal vez ahora, cuando Alejo Gore ordeña sin tregua a la “vaca sagrada” del alarmismo ecológico, nos debería decir que la Navidad está llena de irregularidades ambientales, como la de los pastores encendiendo fogatas con combustibles fósiles…, ¡y sin que nadie comprara unos bonos de carbono para compensar esa presunta atrocidad!

 

¿No le parece lamentable al buen Alejo que millones de seres humanos sigamos celebrando el nacimiento de un niño, cuando, de acuerdo con lo que el propio Gore predica, el planeta estaría mejor de no existir los seres humanos que lo echamos a perder?

• Política mexicana

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus