Foro libre
Mar 19, 2009
Edgar Piña

La encrucijada de Ernesto Gándara

Pequeños botones de la exuberante rama de las oportunidades que Hermosillo ofrece al licenciado Ernesto Gándara Camou ahora que retome las riendas de la municipalidad. ¿Estarán en sus reflexiones estas formas de hacer gobierno?

Cuando Ernesto Gándara Camou, reasuma el cargo de Presidente Municipal de Hermosillo, habrá de encontrarse en una encrucijada, seguramente la más importante de su vida.

 

Después de cuarenta días como precandidato a gobernador de Sonora, Gándara habrá dispuesto de escasos ocho días para asimilar la experiencia y replantear la estrategia de su plan de vida y de carrera.

 

Frente a su vista, su conciencia, su autoestima y sus aspiraciones humanas, profesionales y políticas, se mostrarán en estos días de marzo, varias alternativas, muchas opciones, diferentes caminos. De las actitudes que asuma, las decisiones que tome y las acciones que ejecute, dependerá, sin lugar a dudas, el éxito que logre en la reconstrucción de su imagen, la reinvención de sí mismo.

 

Ernesto Gándara dispone de fugaces seis meses para demostrar a los sonorenses que lo preferían como candidato a gobernador y también a los que no, que él es un político honesto y bien intencionado y al mismo tiempo un administrador competente y eficaz, a la altura de los enormes retos que caracterizan a la rezagada capital de Sonora.

 

Hermosillo, la ciudad de la que Gándara Camou retomará las riendas en estos días, se distingue por la existencia de enormes sectores urbanos carentes de pavimentación, vialidad, drenaje, agua potable, servicios de limpia, equipamiento y seguridad, cuya implementación obviamente no se lograría en el corto lapso de un semestre, ni aún en la improbable tesitura de disponibilidad suficiente de recursos y capacidad de obra.

 

Sí existen, sin embargo, muchas líneas de acción factibles de emprenderse y que no significan esfuerzos extraordinarios en materia financiera, pero sí en lo concerniente a la voluntad política y de gobierno, y que en el entorno de intensa actividad electoral y partidaria, ofrecen amplias oportunidades de capitalización personal, profesional y política.

 

Ante la imposibilidad de mencionar en el limitado espacio de este escrito varias de las oportunidades que Ernesto Gándara y su equipo de colaboradores tienen para reconstruir su trayectoria y revitalizar su imagen, permítaseme aludir a un par de ellas, las que coincidentemente, se distinguen por tener un efecto directo y sin lugar a dudas importante en el ánimo y opinión de la población hermosillense.

 

La primera de estas oportunidades de hacer buen gobierno que en mi opinión Ernesto Gándara Camou puede aprovechar, es la que se refiere a la solución de los problemas de vialidad de la capital de Sonora. Pequeñas obras de remodelación vial y señalización habrán de reflejarse en mayor fluidez y seguridad del tránsito citadino, empezando en primer lugar con una adecuada sincronización de los semáforos, los cuales en la actualidad parecen estar controlados por mentes perversas que disfrutan los amontonamientos de vehículos ineludiblemente en todos, digo en todos sin excepción, los cruceros.

 

Otro aspecto que ocupa los espacios en los programas de radio con línea telefónica abierta al auditorio y las secciones de cartas de los lectores de los periódicos locales, es el que se refiere a la corrupción policíaca y a la ausencia total de seguridad pública.

 

La carencia de vigilancia preventiva y la absoluta ineficacia de las instancias de procuración e impartición de justicia, han generado en la población el trauma social de que ojalá no te toque el asalto, el robo, la violación o el accidente de tránsito, porque el ciudadano se encuentra completamente indefenso y más vale resignarse que intentar el absurdo derecho de contar con la protección de la autoridad.

 

De jueves a domingo, principalmente, la ciudad de Hermosillo se convierte, sobre todo en las noches, en la cantina más grande del noroeste. En estos días, la peligrosidad de la ciudad se intensifica, iluminada por las luces rojas y azules de las patrullas, cuyos tripulantes se afanan con singular entusiasmo en cumplir sobradamente con la cuota de multas y mordidas, con lo cual los ebrios al volante pueden continuar, previa clave proporcionada por “la autoridad”, su trayectoria mortal por las calles de la atribulada ciudad.

 

Pequeños botones de la exuberante rama de las oportunidades que Hermosillo ofrece al licenciado Ernesto Gándara Camou ahora que retome las riendas de la municipalidad. ¿Estarán en sus reflexiones estas formas de hacer gobierno?



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Me resulta muy difícil votar por alguien que va a tener poder sobre mí.

Norm Macdonald
Entrar
Encuesta de la semana
De enero a junio las remesas enviadas a México sumaron 19,074 millones de dólares, esto es 10.55% más que el mismo período del 2019. Este ingreso se ha convertido en el principal apoyo para millones de familias dado el contexto que enfrentamos, pero sabemos que en todo el mundo la emergencia está lejos de terminar, ¿qué esperar de las remesas para el segundo semestre?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• Cabildeo e incertidumbre en EU
Arturo Damm
• ¿Tocamos fondo?
Arturo Damm
• El mundo del trabajo
Arturo Damm
• Consejo Fiscal
Rodrigo Hernández
• ¿Es México capitalista?
Arturo Damm
• Cuestión de lógica