VIERNES, 16 DE JULIO DE 2010
Quién avanzó en las elecciones, ¿PRI o PAN?

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)

Arturo Damm
• Contubernio entre poderes

Víctor Hugo Becerra
• México: País de esclavos

Arturo Damm
• Los dos poderes

Manuel Suárez Mier
• Hacia la elección de 2020 en EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“Si queremos direccionar la democracia hacia el bienestar de la mayoría de los ciudadanos, tiene que votar un mayor porcentaje de ciudadanos políticamente independientes. Si la mayoría de votantes es parte del voto “duro”, “comprado” o comprometido, seguirán en el poder gobiernos que mantienen los mismos vicios que en el siglo pasado.”


Untitled Document

En las elecciones estatales realizadas recientemente en 12 estados, los dos principales partidos, PRI Y PAN y sus respectivos aliados, anunciaron a bombo y platillo que avanzaron. Para no caer en posiciones futboleras ni tener que consultar al pulpo para ver quién retrocedió y quien avanzó, vamos a remitirnos a las cifras.

Antes de las elecciones estatales de julio del 2010, el PRI gobernaba a 62.3 millones de personas en 19 estados, después de esas elecciones gobernará a 55 millones; perdió más de 7 millones de mexicanos bajo su competencia estatal, es decir un 13%. Antes de las elecciones el PAN gobernaba a nivel estatal a 21.5 millones de personas; después de las elecciones, gobernará a 31.1, cerca de 10 millones más; aumentó en un 44% el número de ciudadanos gobernados a nivel estatal.

En las elecciones del 2004 y en las del 2010, el PRI no avanzó en el porcentaje de votos recibidos en relación al total del padrón electoral. El PAN, aumentó en un 7% su porcentaje de votación en relación al padrón electoral.

En base a esos datos, el PRI retrocedió a nivel estatal, a pesar de que en muchos estados, como es el caso  de Veracruz, gastó, según nuestros cálculos, diez veces más que el candidato del PAN.

Aunque el PRI fue “por todo y con todo”, retrocedió. El voto duro del PRI no logró agrandar su poderío en los gobiernos estatales, a pesar de que muchos ciudadanos de ingreso medio, que razonan su voto, no votaron. En varios de los estados menos de la mitad de los ciudadanos inscritos en el padrón acudieron a votar en las pasadas elecciones estatales.

Entre menos ciudadanos independientes voten, es decir, que no pertenecen a gremios o grupos comprometidos (taxistas, centrales campesinas, etc.) es más probable que gane el PRI. Si queremos direccionar la democracia hacia el bienestar de la mayoría de los ciudadanos, tiene que votar un mayor porcentaje de ciudadanos políticamente independientes. Si la mayoría de votantes es parte del voto “duro”, “comprado” o comprometido, seguirán en el poder gobiernos que mantienen los mismos vicios que en el siglo pasado.

• PRI • PAN

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus