MARTES, 7 DE MAYO DE 2013
Reforma fiscal y progreso económico (XI)

¿Usted considera que las acciones del actual gobierno concuerdan con sus propuestas de política industrial?
No
No sé



El punto sobre la i
“El dinero en efectivo es una garantía de libertad individual, por su eficiencia, versatilidad, irrastreabilidad y anonimato.”
Víctor H. Becerra


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza

Roberto Salinas
• Libertad económica

Luis Pazos
• Cero crecimiento en 2019, ¿por qué?

Arturo Damm
• Empobrecimiento

Isaac Katz
• Competitividad

Ricardo Valenzuela
• La sarna del congreso de EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Incluso al recaudador le conviene más el IUV que el IVA.”


En la última entrega expliqué el funcionamiento del Impuesto Único a las Ventas, IUV, y lo comparé con el Impuesto al Valor Agregado, IVA, mismo que, al no ser un impuesto en cascada, aparentemente tiene ventaja sobre eI IUV, que sí lo es: conforme se avanza en la tributación, desde el primer productor hasta el último, la cantidad pagada, peso por peso, va aumentando, hasta llegar a una cantidad máxima, misma que también paga el consumidor final. Con el IVA, salvo en el caso del productor inicial (A) y del consumidor final (E), esto no pasa.

Con el IVA (véase la entrega IX) la empresa A le vende a la empresa B, le cobra un precio de $100 más $10 de IVA: B tributó $10, el 10% sobre el precio, y A le entrega al fisco $10, el 10% sobre el precio; 2) la empresa B le vende a la empresa C, le cobra un precio de $150 más $15 de IVA: C tributó $15, el 10% sobre el precio, y B le entrega al fisco $5, los $15 que le cobró a C menos los $10 que la pagó a A, solamente el 3.3% sobre el precio; 3) la empresa C le vende a la empresa D, le cobra un precio de $200 más $20 de IVA: D tributó $20, el 10% sobre el precio, y C le entrega al fisco $5, los $20 que le cobró a D menos los $15 que la pagó a B, solamente el 2.5% sobre el precio; 4) la empresa D le vende al consumidor final E, le cobra un precio de $250 más $25 de IVA: E tributó $25, el 10% sobre el precio, y D le entrega al fisco $5, los $25 que le cobró a E menos los $20 que la pagó a C, solamente el 2.0% sobre el precio. ¿De cuánto es la recaudación total? De 25 pesos.

Con el IUV (véase la entrega X), 1) la empresa A le vende a la empresa B, le cobra un precio de $100 más $10 del IUV: B tributó $10, el 10% sobre el precio, y A le entrega al fisco $10, el 10% sobre el precio; 2) la empresa B le vende a la empresa C, le cobra un precio de $150 más $15 del IUV: C tributó $15, el 10% sobre el precio, y B le entrega al fisco $15, el 10% sobre el precio; 3) la empresa C le vende a la empresa D, le cobra un precio de $200 más $20 del IUV: D tributó $20, el 10% sobre el precio, y C le entrega al fisco $20, el 10% sobre el precio; 4) la empresa D le vende a al consumidor final E, le cobra un precio de $250 más $25 del IUV: E tributó $25, el 10% sobre el precio, y D le entrega al fisco $25, el 10% sobre el precio. ¿De cuánto es en este caso la recaudación? De 70 pesos.

Continuará.

• Reforma fiscal • Política fiscal • Impuestos • Serie: Reforma fiscal y progreso económico

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus