VIERNES, 3 DE JUNIO DE 2016
Ayotzinapa viene a Washington

¿Usted considera que las acciones del actual gobierno concuerdan con sus propuestas de política industrial?
No
No sé



El punto sobre la i
“El dinero en efectivo es una garantía de libertad individual, por su eficiencia, versatilidad, irrastreabilidad y anonimato.”
Víctor H. Becerra


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• México: Dictadura Legal

Arturo Damm
• Lo bueno

Manuel Suárez Mier
• Más del culto a la personalidad

Arturo Damm
• El mínimo crecimiento

Luis Pazos
• Aborto, ¿derecho o delito?

Arturo Damm
• Consumo, a la baja

Ricardo Valenzuela
• El recinto de las Malas Ideas


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Manuel Suárez Mier







“El Mexico Institute del WC organizó la semana pasada un verdadero pelotón de fusilamiento con una reunión a la que no invitó a quienes han sostenido versiones distintas a la de los “expertos independientes".”


Igual que en octubre pasado cuando el gobierno de México soportó genuflexo el juicio sumario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre sus teóricos abusos contra 43 “estudiantes” de Ayotzinapa –crónica del 22 y 29 de octubre de 2015 en esta columna–, con base en los trabajos de un grupo de “expertos independientes,” ahora fue el Wilson Center (WC) quien juzgó y condenó a México.

En efecto, el Mexico Institute del WC organizó la semana pasada un verdadero pelotón de fusilamiento con una reunión a la que no invitó a quienes han sostenido versiones distintas a la de los “expertos independientes,” que no son tal cosa sino activistas radicales con una agenda política para condenar al gobierno federal.

Al final, se incluyó al nuevo embajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA), de la que forma parte la CIDH, Luis Alfonso de Alba quien con tacto diplomático y bien afilado colmillo, no rebatió las invectivas de los detractores sino que hizo un recuento de las acciones del gobierno en materia de derechos humanos.

Cuando reclamé a mis buenos amigos del Mexico Institute por qué habían organizado una sesión con los dados tan cargados contra la administración, su respuesta fue que ellos habían informado a nuestra Embajada en Washington, donde no habían decidido a quién mandar pues el embajador Carlos Sada no llegaba aún.

Me parece pésima justificación. Hay respetados periodistas independientes, como Jorge Fernández Menéndez o Ricardo Alemán, que han analizado el tema de Ayotzinapa a fondo y han publicado severas y fundadas críticas a los informes de los “expertos,” descalificando sus hallazgos.

Ese sí hubiera sido un equilibrado debate entre dos “expertos” y dos bien informados críticos de su trabajo y conclusiones. Por el contrario, el panel consistió de los cuatro “expertos” y un representante del Centro de Derechos Humanos Pro –ONG que toma su nombre del jesuita Miguel Pro, víctima de la guerra Cristera- que no vinieron sino a responsabilizar al gobierno de lo ocurrido.

En el video de esta reunión se pueden apreciar varias cosas:

En esta sesión de propaganda para responsabilizar a Peña Nieto en ningún momento se hicieron las preguntas esenciales:

Estas preguntas y muchas más se responden en la investigación de la PGR, que permitió detener a más de 120 participantes en el asesinato, hoy encarcelados y confesos del crimen, que seguramente saldrían libres e impunes de toda responsabilidad de seguirse privilegiando la propaganda de los ayotzinapos y sus numerosos aliados, que fue un “crimen de Estado,” es decir, del gobierno de EPN.

¡Increíble!

• Buscadores de rentas

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus