LUNES, 19 DE AGOSTO DE 2013
El punto sobre la i
¿Usted apoya la suspensión de la aplicación de la Ley Federal de Remuneraciones ordenada por la Suprema Corte?
No
No sé

Arturo Damm





“La democracia consiste en poner bajo control al poder político”
Karl Popper

¿En qué consiste el poder político o, para puntualizar, el poder de los políticos o, para puntualizar más, el poder los políticos convertidos en gobernantes? ¿Cuál es la esencia del poder de cualquier gobierno? Quitar, prohibir y obligar, poder que en manos poco escrupulosas (por ejemplo: las de quienes no tienen claro que son los derechos naturales de la persona a la vida, la libertad y la propiedad, y qué supone todo ello del gobierno), puede degenerar en totalitario (que pretende abarcarlo todo…) y absolutista (…y abarcarlo sin límite alguno), poder que, por prudencia y conveniencia, hay que limitar o, para decirlo con Popper, poner bajo control, mismo que, según Popper, debe ejercer la democracia, afirmación popperiana que, de entrada, plantea la siguiente pregunta: ¿qué (porque no se puede preguntar quién) es la democracia?

La democracia, en su acepción ideal, es el gobierno del pueblo, entendiendo por pueblo a todos los que componen, en función de ciertos criterios de integración, una comunidad. En su primera acepción real la democracia es la manera de elegir gobernantes recurriendo al voto de quienes, en función de ciertos criterios de elección, son reconocidos como electores. En su segunda acepción real, una vez electos los gobernantes, sobre todo los legisladores (quienes, si lo propio del ser humano es estar gobernado por leyes, son, dado que su tarea es redactarlas, los gobernantes por antonomasia), la democracia es la manera de decidir qué camino seguir cuando se presentan dos opciones o más.

Así definida la democracia, tanto en su acepción ideal como en la real, ¿puede ser la manera (ya quedamos que la democracia no es un quién sino un qué), de controlar al poder político, sobre todo si por control entendemos evitar que los gobernantes quiten de más, prohíban de más, obliguen de más de lo que legítimamente deben quitar, prohibir y obligar? ¿No ha sido la democracia, es decir, las decisiones mayoritarias tomadas por quienes gobiernan, sobre todo desde el Poder Legislativo, la que ha dado como resultado un habitual y creciente abuso de los gobiernos, abusos que tienen como común denominador la violación de los derechos naturales de la persona a la libertad individual y a la propiedad privada, abusos cometidos por gobiernos redistribuidores, como lo son, en mayor o menor medida, pero todos en alguna, todos los gobiernos de hoy?

En las democracias de hoy, si realmente lo son, el quitar, prohibir y obligar de los gobiernos está avalado por leyes que se redactaron y promulgaron democráticamente, y buen ejemplo de ello lo son las leyes tributarias, siendo que la manera más común que tienen los gobiernos para quitar es por medio del cobro de impuestos, por el cual el recaudador obliga al contribuyente a entregarle parte del producto de su trabajo, lo cual, bien visto y mejor entendido (¡y cuánto les cuesta a algunos entender esto!), no deja de ser un robo, sobre todo si los impuestos se cobran con fines redistributivos, es decir, sobre todo si el gobierno le quita a A lo que es de A para darle a B lo que no es de B.

¿Puede la democracia, como lo propone Popper, controlar al poder político, al poder del gobierno, al poder del gobernante, que en esencia consiste en quitar, prohibir y obligar? ¿Qué la democracia, es decir, la manera democrática de tomar decisiones en función de lo decidido por la mayoría, no forma parte de ese poder político, y no es esa decisión, tomada por la mayoría, lo que supuestamente justifica lo así decidido?

Para controlar al poder político hay que ir más allá de la democracia. ¿Hacia dónde? Hacia el Estado de Derecho, definido como el gobierno de las leyes justas, siendo tales aquellas que reconocen, definen y garantizan los derechos naturales de la persona a la vida, la libertad y la propiedad. El énfasis no debe ser en el gobierno del pueblo, sino en el gobierno del Derecho.

Por ello, pongamos el punto sobre la i.

 

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus