LUNES, 28 DE OCTUBRE DE 2013
El punto sobre la i
¿Usted está de acuerdo en que se eliminen las comisiones bancarias?
No
No sé

Arturo Damm





“Una nación que intenta prosperar a base de impuestos es como un hombre con los pies en un cubo tratando de levantase tirando de la asa”
Winston Churchill

¿Qué supone, además de lo dicho por Churchill, un país que trata de prosperar en base a impuestos?

  1. Creer que el gasto del gobierno, y no las inversiones de los particulares, es la causa eficiente del progreso económico, definido como la capacidad para producir más y mejores bienes y servicios, para un mayor número de gente.
  2. Creer que el gasto del gobierno, con el fin de redistribuir la riqueza, y no las inversiones de los particulares, destinadas a la creación de la riqueza, es la causa de un mayor bienestar de la gente, definido como la capacidad de la personas para, por medio de un trabajo productivo, generar un ingreso suficiente que les permita, por lo menos, satisfacer correctamente sus necesidades básicas, incluida la necesidad de ahorrar, ahorro que es el primer paso en el camino del progreso económico.
  3. Creer que el gobierno tiene el derecho de obligar al contribuyente a entregarle parte del producto de su trabajo, que en eso, en obligar al contribuyente a entregarle al recaudador parte del producto de su trabajo, consiste cobrar impuestos.
  4. Creer que el gobierno tiene el derecho de obligar al contribuyente a entregarle parte del producto de su trabajo, ¡para financiar cualquier gasto que se le ocurra al gobernante en turno!, ocurrencias de gasto que, por lo general, tienen que ver con satisfacer necesidades de determinados grupos (socialismo), o defender intereses pecuniarios de otros (mercantilismo), y no con garantizar derechos que, si verdaderamente lo son, son de todos por igual, ya sean los derechos naturales (con los que el ser humano es concebido), ya los contractuales (los que la persona adquiere voluntariamente).
  5. Creer que el gobierno tiene el derecho de obligar al contribuyente a entregarle cualquier parte del producto de su trabajo, sin la obligación de establecer algún límite a su capacidad recaudadora, misma que, tal y como están las cosas, depende de sus necesidades de gasto, mismas que tienden a ser ilimitadas.
  6. Creer que el gobierno, además de ser gobierno, y de realizar sus legítimas tareas (garantizar la seguridad contra la delincuencia; impartir justicia; ofrecer los bienes y servicios públicos, que realmente sean públicos, y que realmente deban ofrecerse; ordenar la convivencia en los espacios públicos), debe ser desde ángel de la guarda, y como tal preservarnos de todos los males, ¡inclusive de los que podemos hacernos a nosotros mismos!, hasta hada madrina, y como tal concedernos todos los bienes, ¡inclusive los que nada tienen que ver con la satisfacción de necesidades básicas!, tareas del gobierno ángel de la guarda y hada madrina que requieren recursos, que salen del bolsillo de los contribuyentes.
  7. Creer que la transferencia de riqueza, por obra y gracia del cobro de impuestos, desde quienes la crean, los particulares, hasta quienes solamente la gastan, los gobernantes, es parte del camino hacia el progreso económico.
  8. Creer que la redistribución de la riqueza, por obra y gracia del cobro de impuestos, con el gobierno quitándole a A lo que es suyo para darle a B lo que no es suyo, es la manera de hacer realidad la justicia social (que no es social y mucho justicia).
  9. Creer que el cobro de impuestos, con el fin de redistribuir la riqueza, con el gobierno quitándole a A para darle a B, es la manera de hacer realidad el bien común (que no es bien y mucho menos común).
  10. Creer que el gobierno, con toda la coerción que supone, ¡comenzando por el cobro de impuestos!, y no el individuo, con toda la libertad que requiere, ¡comenzando por la libertad para disfrutar del fruto de su trabajo (libertad que limita el cobro de impuestos)!, es el motor del progreso económico.

De estas 10 creencias, ¿cuántas son verdaderas?

Por ello, pongamos el punto sobre la i.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus