MARTES, 23 DE FEBRERO DE 2016
El punto sobre la i
Usted cree que en estos momentos México es...
Un país estable y sin crisis
Un país en bancarrota

Arturo Damm





“A lo que deberíamos llamar política es al esfuerzo de vivir juntos que supone asumir la diferencia.”
Ma. Teresa Muñoz

¿Diferentes o iguales? ¿Luchar por la igualdad o respetar las diferencias? Luchar por la igualdad, ¿respetando las diferencias? Diferentes, ¿hasta qué punto? Iguales, ¿hasta qué punto? ¿Qué problemas ocasionan las diferencias? ¿Qué sacrificios impone la igualdad? Diferencias, ¿quién debe respetarlas? Igualdad, ¿quién debe imponerla? ¿Diferentes puntos de vista en torno a la igualdad? ¿Igualdad en torno a los diferentes puntos de vista relacionados con las diferencias?

Vivir juntos. Convivir. ¿Por qué? ¿Para qué? Vivir con los demás. Vivir de los demás. Vivir de los demás, ¿gratuitamente? Vivir de los demás, ¿a cambio de algo? ¿Qué esperar de los demás? ¿Qué exigir de los demás? Los demás, ¿qué deben esperar de nosotros? Los otros, ¿qué deben exigirnos? Yo, ¿uno entre los demás? Yo, ¿uno sobre los demás? Yo, ¿uno debajo de los demás? ¿Yo o los otros? ¿Yo y los otros? Yo y los otros, ¿un nosotros? Nosotros, ¿un yo sin los otros? Los otros, ¿en función de mis intereses? Yo, ¿en función de los intereses de los otros? Yo, ¿hasta dónde? Los otros, ¿hasta dónde?

Política, ¿en teoría el arte del acuerdo y en la práctica la causa de la discrepancia? Política, ¿igual a gobernar? Gobernar, ¿igual a hacer valer las leyes? Hacer valer las leyes, ¿igual a respetar los derechos de las persona? Únicas leyes válidas, ¿las justas? Leyes justas, las que reconocen plenamente, definen puntualmente y garantizan jurídicamente los derechos de las personas. Política, ¿los acuerdos a los que llegamos las personas para convivir civilizadamente? Convivir civilizadamente, ¿asumir las diferencias? Asumir las diferencias, ¿respetar los derechos de los demás? Los derechos de los demás, ¿también mis derechos? Cada uno con sus diferencias, ¿todos con los mismos derechos? Derecho de cada uno, ¿que los demás respeten nuestras diferencias? Límite de nuestras diferencias, ¿los derechos de todos y, por ello, de cada cual? Política, ¿los acuerdos entre políticos para medrar a costa de los demás?

Afirmar que a lo que debemos llamar política es al esfuerzo por vivir juntos que supone asumir las diferencias, ¿no es una postura claramente liberal, sobre todo si por liberalismo entendemos la postura que afirma que, mientras no se violen los derechos de terceros, que cada quien haga lo que le dé la gana, lo cual supone que no todos quieren lo mismo, lo cual supone las diferencia entre unos y otros, diferencias que, para respetarlas, demandan una sola igualdad, ¡ante la ley!, recordando lo que afirmaba Hayek: a los seres humanos hay que tratarlos igual, pero no intentar hacerlos iguales.

Y si Muñoz tiene razón, ¿los políticos hacen política? ¿No serán ellos los primeros escindidos, en muchos casos de manera irreconciliable, por sus diferencias? Y Muñoz, ¿tiene razón? En lo que ella dice, ¿debería consistir la política? Y si la respuesta es que sí, ¿cuánto se aleja la Realpolitik de la política ideal? ¿Cuánta es la distancia entre el deber ser y el ser, y cuál es la consecuencia de esa distancia sobre la vida de la gente “común y corriente”, la que no tiene contacto, porque no puede o porque no quiere, ni con la política, ni con los políticos?

Tres definiciones de política: 1) Arte, doctrina u opinión referente al gobierno de los Estados. 2) Actividad de quienes rigen o aspiran a regir los asuntos públicos. 3) Actividad del ciudadano cuando interviene en los asuntos públicos con su opinión, su voto, o de cualquier otra manera. Algo de ello, ¿supone lo dicho por Muñoz? Y si no, ¿debería suponerlo?

Por ello pongamos el punto sobre la i.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus