LUNES, 11 DE SEPTIEMBRE DE 2017
El punto sobre la i
¿Usted está de acuerdo en que se eliminen las comisiones bancarias?
No
No sé

Arturo Damm





“Los pobres no son pobres porque se les haya quitado algo, sino porque, por cualquier razón, no están produciendo suficiente.”
Henry Hazlitt

Al hablar de la pobreza lo primero que hay que tener en cuenta es que esa, la pobreza, fue la condición original del ser humano en este planeta. Y escribo original, y no natural, porque si la pobreza hubiera sido la condición natural del ser humano en este mundo nunca la podría haber superado, y si algo ha logrado el ser humano, y de manera espectacular, es producir cada vez más riqueza.

Para entender la afirmación anterior lo primero que hay que hacer es tener claro que la riqueza consiste en los bienes y servicios con los que la persona satisface sus necesidades: el aire para respirar, el agua para beber, el alimento para comer, las viviendas para habitar, la ropa para vestir, los zapatos para calzar, las medicinas para curar, la educación para aprender, etc., la mayoría de los cuales deben producirse. Lo segundo que hay tener claro es que el nivel de bienestar de una persona depende de la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios con los que cuenta: a más cantidad, mejor calidad y mayor variedad más bienestar, y viceversa. Lo último que hay que tener en cuenta es que la pobreza no consiste en la ausencia de esos satisfactores, sino en la incapacidad de la gente pobre para, por medio de un trabajo productivo y bien pagado, generar un ingreso que le permita, por lo menos, satisfacer correctamente sus necesidades básicas, que son aquellas que, de quedar insatisfechas, atentan contra la vida, la salud y la dignidad de la persona, correcta satisfacción de esas necesidades que depende del acceso a los satisfactores.

Una persona puede encontrarse en situación de pobreza porque alguien le robó sus satisfactores o el ingreso necesario para acceder a los mismos. ¿Pero qué porcentaje de la gente que se encuentra en situación de pobreza se ubica dentro de esa categoría? Los pobres, que todavía son millones, ¿lo son porque alguien les robó ingreso o satisfactores, o porque, por las razones que sean, que pueden ser muchas y muy complejas, no son capaces de generar, por medio de un trabajo productivo y bien retribuido, un ingreso suficiente que les permita, como mínimo, satisfacer correctamente sus necesidades básicas, ingreso que es la consecuencia de producir riqueza (bienes y servicios por los que alguien más está dispuesto a pagar un precio), o de participar en la producción de la misma (a cambio de una remuneración)? Y de ser éste el caso, ¿qué tanto esa incapacidad para generar ingreso se debe, no a algún defecto personal, sino a un sistema económico que limita las iniciativas privadas para trabajar, emprender, invertir, producir, ofrecer y vender, sistemas económicos que se caracterizan por una amplia y profunda intervención del gobierno en las actividades económicas de los particulares, intentado planearlas, conducirlas, coordinarlas y orientarlas, en contra de los intereses de cada uno de los agentes económicos, lo cual es injusto, desde el punto de vista de la ética, e ineficaz, desde la perspectiva de la economía. Injusto porque al planear, conducir, coordinar y orientar las actividades de los agentes económicos se violan sus derechos a la libertad individual y a la propiedad privada. Ineficaz porque el resultado de todo ello no es más, sino menos, producción y oferta de bienes y servicios, más escasez, menos bienestar.

En cierto sentido la pobreza, al ser la condición original del ser humano en este planeta, no tiene causas. Lo que la tiene es la riqueza. En otro sentido la pobreza puede ser la consecuencia de sistemas económicos que, al no reconocer, total o parcialmente, los derechos a la libertad individual y a la propiedad privada de los agentes económicos, impiden o limitan la generación de riqueza, es decir, la producción de bienes y servicios y, con ella, la generación de ingreso, sistemas económicos que siguen teniendo muchos adeptos, sobre todo entre quienes tienen el poder político para implantarlos.

Por ello, pongamos l puto sobre la i.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus